Consejos efectivos de una logopeda infantil en casos de dislexia

La dislexia, el Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) y otras dificultades para leer, escribir o comunicarse afectan aproximadamente al 10% de los niños. Muchos padres no saben identificar estas señales de alerta o no cuentan con la orientación adecuada para ayudar a sus pequeños. Es por ello que como logopeda infantil quiero compartir contigo información valiosa y recomendaciones prácticas para que puedas contribuir al pleno desarrollo educativo de tus hijos.

Contenidos

¿Cómo reconocer indicios de dislexia?

La dislexia es un trastorno del neurodesarrollo que dificulta que el niño pueda leer con fluidez o comprender correctamente lo que lee. Se calcula que afecta entre el 5% y el 10% de menores en edad escolar.
¿Cómo darte cuenta si tu pequeño la padece? Algunos signos comunes son:

  • Confusión de letras
  • Uno de los indicadores típicos es que confunden o invierten constantemente letras como “p” y “q”, “b” y “d”, o sílabas dentro de las palabras. Por ejemplo, escriben o leen “sol” en lugar de “los”.

  • Lectura lenta y poco fluida
  • Los niños con dislexia suelen tener una lectura muy pausada y entrecortada, deletreando cada sílaba o palabra. Esto se debe a las dificultades para unir fonemas y grafemas. Les cuesta automatizar este proceso.

  • Mala comprensión lectora
  • Incluso cuando un pequeño disléxico logra descifrar todas las palabras, igualmente tiene problemas para comprender el significado global del texto. Su capacidad de interpretación se ve afectada.

  • Ortografía deficiente
  • Los errores de ortografía también son típicos en la dislexia, con faltas constantes como confusión de letras mudas o cambios en la sílaba tónica. Se les dificulta respetar las normas del código escrito.

    Si reconoces 2 o más de estos indicios en la lectoescritura de tu hijo, puede ser momento de consultar conmigo, una logopeda infantil y para adultos enfocada en mejorar su calidad de vida.

    ¿Qué es el Trastorno Específico del Lenguaje (TEL)?

    El Trastorno Específico del Lenguaje, también conocido como TEL, es un diagnóstico que engloba una serie de dificultades relacionadas con el habla, la capacidad expresiva, el procesamiento auditivo o la comprensión verbal en niños mayores de 4 años.

    Se estima que entre el 5% y 8% de menores presentan algún grado de TEL. Sus síntomas pueden ir desde leves hasta graves, requiriendo intervención especializada en muchos casos para evitar retrasos en el desarrollo.

    Causas que lo originan

    Las causas del TEL aún se investigan, pero se ha visto mayor predisposición en:

    Niños con antecedentes familiares de problemas del habla o lenguaje.
    Menores con historia de otitis, sinusitis u otras infecciones de oído recurrentes.
    Pequeños que nacieron prematuros o de muy bajo peso.
    Quienes sufrieron trauma de cráneo, accidente cerebrovascular u otra lesión neuronal.

    Síntomas comunes

    Ya que el TEL engloba múltiples dificultades, sus síntomas también son variables. Algunos que deben alertarte son:

  • Limitado vocabulario
  • Si bien cada niño adquiere nuevo léxico a su ritmo, existe preocupación cuando a los 2 años no nombran al menos 50 palabras o usan principalmente gestos para comunicarse.

  • Problemas de articulación
  • Pueden tener dificultades para pronunciar ciertos fonemas, como las eses, eles o erres vibrantes, o para articular palabras largas en general.

  • Desorden sintáctico
  • Se les complica unir palabras para formar oraciones con sentido. Hablan utilizando principalmente frases de 2 ó 3 palabras, en desorden o sin conectores lógicos.

  • Mala memoria auditiva
  • Se les dificulta retener información que reciben solo de forma oral, olvidando instrucciones o relatos escuchados, incluso si fueron breves.

    La importancia de un diagnóstico certero

    Siempre es bueno que estés alerta por cualquier signo atípico en el desarrollo comunicativo de tu hijo. Sin embargo, antes de angustiarte, lo mejor es confirmar el diagnóstico con un especialista capacitado.

    Los problemas de lectura, escritura o lenguaje tienen múltiples causas, desde falta de estímulos en el entorno, hasta dificultades auditivas, pasando por retrasos evolutivos simples.
    Solo un profesional podrá determinar si efectivamente estamos ante un caso de dislexia, TEL u otro trastorno específico, para recomendar la terapia adecuada a cada pequeño.

    Consejos clave de una logopeda infantil a tu servicio

    Lectura y escritura
    Realiza ejercicios lúdicos centrados en relacionar fonemas y letras, ampliar vocabulario, mejorar fluidez lectora y reforzar ortografía.

    Lenguaje
    Opta por juegos que sirvan para asociar palabras a imágenes, secuenciar eventos, describir escenas y memorizar conceptos. Esto ayuda a desarrollar habilidades expresivas.

    Atención y memoria
    Crea retos cronometrados y actividades que obliguen al pequeño a concentrarse en detalles, recordar patrones y seguir instrucciones paso a paso.
    De este modo, se convierte el aprendizaje en una divertida aventura, logrando avances significativos en períodos de tiempo más cortos.

    Si sospechas dificultades, busca pronto ayuda profesional
    Como has leído a lo largo de este artículo, tanto la dislexia como el trastorno específico del lenguaje son problemas que dependen de múltiples factores individuales. De ahí que cada niño necesite terapias y apoyos particularizados.

    Te motivo a estar muy al pendiente del desarrollo lector y del habla en tus hijos, sobre todo entre los 2 a 6 años, que consisten en edades clave. Ante mínimas sospechas de retrasos, no dudes en buscar una valoración con la logopeda infantil de tu confianza.

    Entre más temprano se haga un diagnóstico certero y comience la intervención especializada, mayores serán las probabilidades de éxito escolar para tus pequeños. Y no olvides que cuentas con mi completo respaldo profesional para ayudarlos en este proceso. ¡Sigamos en contacto!

    centro psicologia sabadell

    - Fundadora de Koena Psicologia
    - Psicóloga sanitaria infantojuvenil y de adultos
    - Colegiada Núm. 26.545 (COPC)

    Dejar un comentario